Desde sus comienzos ha sido visitada por los más grandes
aficionados a la pesca deportiva mundial, disfrutando de hospitalidad y excelencia de servicios.

Hasta el año 1944 Don José Julián y su esposa Doña Elena Koller, regenteaban el Hotel Lanín, donde actualmente funciona el restaurant Ruca Hueney.

Por razones familiares, deciden trasladarse a "la quinta", construyendo allí su casa familiar.

Sus clientes, empezaron a visitarlos, y a ser invitados a almorzar y cenar. Luego, estos "amigos-clientes" les sugirieron que construyera algunas habitaciones, para poder hospedarse.

Es así como en diciembre de 1950 se abre el primer registro de pasajeros, de la Hostería Chimehuín. Los primeros clientes, eran británicos, según consta en dicho registro.

De ahí en más, cada año fueron haciéndole algún arreglo, ampliación o lo que hiciera falta.

Los clientes eran cada vez más. De boca en boca, se iba conociendo la cordial atención, los exquisitos platos que preparaba doña Elena. De los consejos de pesca que les sugería Don José, siempre volvían con una buena trucha, que se preparaba para degustar en la cena... nunca fallaba.

La hostería fue así creciendo hasta contar con las actuales habitaciones y departamentos.

Más adelante, no solo la visitaban pescadores de todo el mundo, sino que también la eligieron como lugar de descanso y vacaciones familias a las que les gusta disfrutar del parque, los jardines y del brazo del Río Chimehuín, que cruza por el patio. También recibe visitantes que suben al volcán Lanín, dando lugar a un salón lleno de fotografías de quienes logran la cumbre, agregándose al tradicional "museo", es decir, las paredes del comedor llenas de fotos con las mejores truchas capturadas desde el inicio de la Hostería.

Actualmente, se mantiene la atención familiar y personalizada, dirigida por descendientes de Doña Elena y Don José, acompañada por los ya famosos desayunos de la Hostería y todo lo que Ud. necesita para disfrutar de su estadía.

Una lectura complementaria que recuerda a Doña Elena puede encontrarse en el siguiente sitio.